Seguir a Jesús

16 Jesús pasaba por la orilla del Lago de Galilea, cuando vio a Simón y a su hermano Andrés. Eran pescadores, y estaban echando la red al agua. 17 Les dijo Jesús:

Síganme, y yo haré que ustedes sean pescadores de hombres.

18 Al momento dejaron sus redes y se fueron con él.

19 Un poco más adelante, Jesús vio a Santiago y a su hermano Juan, hijos de Zebedeo, que estaban en una barca arreglando las redes. 20 En seguida los llamó, y ellos dejaron a su padre Zebedeo en la barca con sus ayudantes, y se fueron con Jesús. (Marcos 1:16-20)

Imagina que un día cualquiera te encuentras pescando con tu padre y hermano. De pequeño tu papá les enseñó a pescar a ti y a tu hermano y desde entonces le acompañan. Hace muchas generaciones atrás tu familia se estableció a las orillas del lago y desde entonces han usado la pesca para subsistir. Ese lugar es todo lo que conoces y pescar es lo que mejor sabes hacer.

Un día desde la barca se ve un hombre desconocido caminando por la orilla seguido por otros dos. Se han escuchado rumores de un nuevo predicador que anuncia la llegada del Reino de Dios por donde vives. El clima político en tu país ha estado mal desde hace muchos años. “¡Ojalá sea cierto lo que anuncia! ¡Si al fin llegara el Mesías!” te dices en tus adentros.

Ven que el hombre se detiene en dirección a ustedes en la orilla y les llama a que lo sigan. “¡Él es el hombre de quien hablaban los vecinos! ¿Qué hacemos? ¿Nos vamos con él?” le dices a tu hermano. “Ustedes no van a ninguna parte. No saben quién es ni a dónde se dirige. ¿De qué van a vivir?” les dice su padre. “¡Él es quien está anunciado la llegada del Reino de Dios, papá! Tenemos que seguirlo. ¡Eso es muy importante!” En un impulso brincas de la barca y tu hermano sigue tras de ti.

Pedro, Andrés, Juan y Santiago no conocían a Jesús, no sabían a donde iban y no sabían de qué iban a vivir. A pesar de esto tuvieron fe en lo que Él decía y decidieron seguirle los pasos.

Preguntas para reflexionar:

– ¿Qué papel juega la fe a la hora de seguir a Jesús?

– ¿Qué debemos abandonar para seguirle?

– ¿Cómo llegaste a ser cristiano?

2 Respuestas a “Seguir a Jesús

  1. Yo me imagino que la presencia de Jesús era tan fuerte que no pudieron resistirse, ¿Te imaginas al mismo Jesús haciéndote un llamado? Wow ! Estos pescadores dejaron todo lo que para ellos representaba lo conocido, su seguridad y lo siguieron.

    Que pena que muchos cerraron su corazón a El…

    • Saludos JR,

      Puedo concurrir contigo en que Jesús tenía una “presencia” fuerte, debió tener una personalidad carismática. En el pasaje que sigue (Mc 1:21-28) se dice que enseñaba y sacaba demonios “con plena autoridad”.

      Para mí lo más sorprendente de todo es el acto de fe que se necesita para seguir a otra persona hacia lo desconocido. Jesús era totalmente humano, por lo tanto lo que ellos vieron fue a un hombre que les llamaba.

      Nosotros tenemos fe en Jesús porque conocemos de su resurrección y aparición a sus discípulos: unos eventos milagrosos sorprendentes. Por el contrario, en el relato de Marcos Jesús no había hecho siquiera su primer milagro. Todavía no habían señales, más bien pura fe en lo que decía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s